Se complicó el trámite de licencias de conducción - AS TRANSPORTES :: SERVICIO DE TRANSPORTES

Se complicó el trámite de licencias de conducción

Te invitamos a compartir nuestras publicaciones:

Centros de Enseñanza Automóvilística en el país estrenan un sistema que controla su operación. El objetivo de la Superintendencia de Puertos y Transporte es reducir la corrupción y aumentar la seguridad. La implementación ha resultado compleja. FOTO MARIO VALENCIA
La puesta en marcha del sistema de vigilancia y control para las escuelas de conducción en el país, con el fin de evitar fraudes en la expedición de las licencias, ha generado polémica entre algunos de estos centros y las autoridades nacionales.
El mecanismo electrónico, creado por el Ministerio de Transporte y la Superintendencia de Puertos y Transporte, entró en vigencia el 18 de diciembre de 2017 y busca garantizar que los aspirantes a manejar un automotor y los Centros de Enseñanza Automovilística (CEA) cumplan realmente con los requisitos exigidos por la ley para obtener una licencia y evitar prácticas de corrupción.
Entre las malas prácticas identificadas por la Superintendencia se destacan la compra de respuestas del examen teórico, enviar un reemplazo a hacer la evaluación práctica o, incluso, a los exámenes médicos, no cumplir con el número de horas exigidas para el curso de conducción o recibir el certificado solo con decir que ya sabe manejar.
En Colombia, según la Superintendencia de Transporte, existen 742 Centros de Enseñanza Automovilística certificados, de los cuales 78 están en Antioquia y 45 en Medellín.
La entidad informó que Antioquia es el segundo departamento del país donde más se expiden certificados de cursos de conducción, que representa el 16 % de la participación a nivel nacional.
Y Medellín, es la segunda ciudad del país donde más se expiden certificados de cursos de conducción: 10 % de la participación a nivel nacional.
Cambio en el sistema
“Nos vimos obligados a implementar este sistema, porque en las visitas de inspección encontramos que algunas escuelas y estudiantes se confabulaban para no cumplir con las horas de clase exigidas”, denunció el superintendente Javier Jaramillo.
El nuevo sistema consta de tecnología automatizada y biométrica para inscribir las huellas dactilares y las cédulas de ciudadanía, además incluye dispositivos ubicados en las aulas de clase y microchips en los vehículos, para que todo el proceso esté controlado rigurosamente.

¿Está funcionando?
“El sistema que montaron es muy bueno en la teoría, pero está siendo totalmente inoperante en la práctica”, así lo dijo Andrés Felipe Agudelo Ospina, abogado y presidente de la Asociación de Centros de enseñanza Automovilística de Antioquia (Aceant).

El dirigente explicó que todos los centros formales del país debían estar funcionando, desde el 18 de diciembre, con uno de los dos operadores que la Superintendencia dispuso para la implementación del sistema: Ci2 y Olimpia (empresas colombianas que brinda soluciones tecnológicas).
Sin embargo, en la realidad, no todas cuentan con la tecnología y las que ya lo tienen no están funcionando correctamente, dijo Agudelo, quien agregó que esto se hizo sin la suficiente capacitación.
El dirigente señaló que el problema es a nivel nacional, porque más de 138 centros en el país “tienen pruebas” de que el sistema no está funcionando correctamente.
En contraposición, el superintendente afirmó que, en todo el país, el funcionamiento se cumple en un 70%.
Desde que se comenzó a implementar el nuevo control, más de 8.000 alumnos están en el proceso de trámite de la licencia en el país, 1.177 de ellos en Antioquia, según la Superintendencia. La entidad agregó que, hasta la fecha, 3 alumnos en el departamento han recibido su certificación.
En una escuela de conducción del sur del Valle de Aburrá reportaron que la idea del nuevo sistema es positiva para los centros formales, porque limita a los ilegales. Sin embargo, dijeron que “aunque ya todo está implementado y adaptado, la plataforma no da soporte, la página está caída y nos demoramos hasta cuatro horas en el registro de un cliente”.

Te invitamos a compartir nuestras publicaciones: